La hidroimpresion es una técnica de decoración de pintura que se realiza por inmersión en agua (water transfer) y nos permite la aplicación de diseños impresos a superficies tridimensionales. El proceso WT utiliza un film o película de papel de polivinilo soluble en el agua la cual contiene los diseños impresos que posteriormente se transferirán a la pieza a decorar. Una vez esta película se sitúa en el agua, se disuelve utilizando un activador lo que permite convertir la película en tinta y a través de sumergir la pieza en agua, se adhiere a ella.

Es un proceso por el cual podemos personalizar cualquier producto en el material que sea, previa aplicación de un reactivo, conseguimos diluir el film sólido a estado líquido y en la inmersión se adapta el diseño seleccionado al contorno de toda la pieza. Es tan resistente y duradero como la pintura y una vez realizada ésta, se protege con la aplicación de barniz brillo, satinado o mate.