Es un sistema que se utiliza para limpiar una superficie y eliminar cualquier resto de material u óxido y dejar ésta totalmente limpia para posteriormente proceder a preparar dicha superficie.  Todo este proceso se realiza con la finalidad de poder mejorar su apariencia, o para preparar un material para su posterior tratamiento con diferentes pinturas.